Vanessa Abascal, wedding Planner | ¿Qué menú elegir en una boda de invierno o primavera?
22482
post-template-default,single,single-post,postid-22482,single-format-standard,cookies-not-set,qode-social-login-1.0,qode-restaurant-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-4.4.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

¿Qué menú elegir en una boda de invierno o primavera?

Completo mi visión sobre la parte gastronómica en vuestro enlace, priorizando siempre con vuestros gustos y necesidades.

Como ya os comenté en el post anterior, la elección del menú es una de las dudas con las que más me encuentro en las bodas. Y mantengo que la decisión final depende de muchos factores: vuestros gustos, la estación del año o el mes del año en que os casáis, si celebráis una boda de mañana o una boda de tarde, el tipo de invitado que tenéis…

A continuación, os voy a dar las pautas que creo son más efectivas a la hora de elegir un menú en bodas de invierno, tanto si la celebráis de mañana como si la os decantáis por la noche.

En Cantabria tenemos un menú estrella muy tradicional, consta de un entrante con marisco (bogavante con langostinos, ensalada de bogavante, etcétera), un pescado (merluza rellena, merluza en salsa verde, …), carne (solomillo o lechazo) y nuestra tarta de hojaldre de Santos de Torrelavega. Este menú lo he visto tanto en bodas de mañana como en bodas de tarde.

A mi parecer, el menú de almuerzo puede ser mayor que el de cena. Lo contrario que el cóctel, que a mediodía debe ser menos copioso que por la noche. Con lo que un mismo menú no se consideraría como buena opción en función de ofrecerse de día o de noche.

En bodas de mañana y en estaciones como invierno y primavera, un cóctel con 8 aperitivos más una estación es la alternativa ideal para que la duración del mismo no exceda de una hora y cuarto y, además, permita a los invitados que este momento sirva para abrir boca y no para llenar el estómago.

Lo que sí que os recomiendo es que algunos de los aperitivos y/o la estación que pongáis sean calientes: poner un entrante de cuchara y caliente puede ser un gran acierto. El pescado en estas estaciones puede ir relleno y con salsa. De ser esta vuestra elección, mi recomendación es que la carne sea limpia y con una guarnición de patata. Y terminarlo con un postre de hojaldre, chocolate o mi preferido: tostada en almíbar.

En bodas de tarde, en las estaciones de invierno y primavera, yo elegiría para un cóctel largo 10 aperitivos con dos estaciones o tres estaciones para dos horas de cóctel. En invierno los cócteles de tarde suelen ser más cortos porque tenemos menos horas de luz y las ceremonias suelen ser antes. También es cierto que, a diferencia del período primaveral, en invierno no son frecuentes las bodas de tarde.

En una boda de tarde, a tenor de mi experiencia, sugeriría un entrante caliente como una crema de pescado o marisco pero no una de legumbres, para continuar con una carne a la parrilla o al horno e, incluso, un hojaldre relleno de carne y acompañado de una guarnición de patatas y verduras podría ser una elección muy acertada. Un postre caliente es ideal en este caso, por lo que podríamos proponer los mismos postres que se ofrecen en las bodas de día.

Es importante que valoréis el tipo de invitado que vayáis a tener: dependiendo de la zona de donde sean vuestros invitados, estarán más acostumbrados a banquetes más abundantes y una cocina más tradicional o a menús más ligeros y a una cocina más fusión.

Eso sí, os puedo asegurar que en Cantabria tenemos muy buenos cocineros, al igual que un excelente producto que consiguen que los menús de bodas sean espectaculares.

Espero que mis consejos os resulten útiles. Podéis seguir el trabajo que desarrollo con mi equipo en la página web o en redes sociales: Facebook e Instagram.

Desde Cantabria, historias basadas en bodas reales.

¡Gracias mil!

Fuente: CantabriaDModa

https://www.eldiariomontanes.es/cantabria-dmoda/planes-dm/menu-elegir-boda-20190324113804-nt.html

No Comments

Post a Comment