Vanessa Abascal, wedding Planner | La pedida de mano una tradición que triunfa en Cantabria
22594
post-template-default,single,single-post,postid-22594,single-format-standard,cookies-not-set,qode-social-login-1.0,qode-restaurant-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-4.4.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

La pedida de mano una tradición que triunfa en Cantabria

Buenos días amigos de Cántabros de Moda, hoy tengo la sensación de que el fin del verano está cerca, quiero pensar que es porque tenemos un domingo sin sol.

El fin del verano da paso al otoño, que en los últimos años está siendo una época muy elegida por los novios que se quieren casar en Cantabria. Yo creo que el motivo está en que esta época del año, en los últimos tiempos, está siendo más cálida y menos lluviosa y además la luz es maravillosa y romántica en otoño.


Bueno, sin más nos vamos al tema de hoy, la pedida de mano es una parte de la organización de la boda que está muy muy de moda; vuelven las tradiciones y, como sabéis quienes me conozcáis, yo soy muy muy de nuestras tradiciones. Si vais a celebrar una pedida de mano, que yo os recomiendo sí o sí, tenéis que elegir si será tradicional y protocolaria o más actualizada e informal.

Este tema es extenso así que he decidido, y me siento obligada a hacerlo porque si no serían dos post en uno, dividirlo en dos. Hoy os explico qué es y en qué consiste la pedida de mano y el próximo domingo os cuento las diferencias entre una pedida protocolaria y tradicional y una pedida moderna y actual. ¿Os parece?

La pedida de mano es una acto formal y tradicional en el que el novio presenta su respeto a la familia de la novia, pidiéndole permiso (lo que llamamos la mano) al padre de ésta para casarse con su hija. Para que el padre de la novia acepte, el novio deberá explicar los motivos por los que quiere casarse con su hija (básicamente que está enamorado de ella por todas las cualidades que quiera decir que ve en su hija) y cuáles son sus planes de futuro; todo ello con la finalidad de demostrar al padre de la novia que él va a ser capaz de mantenerla y poder formar con ella una familia.

Una vez aceptado el compromiso, por parte del padre de la novia, y habiendo otorgado la mano de su hija a su futuro yerno, ambas familias planean la organización de la boda.

Es un acto muy íntimo al que suele asistir los padres, hermanos y novios.
No tiene nada que ver con la pedida intima que el novio le hace a la novia regalándole un anillo y pidiéndola matrimonio, ni con la fiesta pre boda que yo diría está más enfocada a dar la bienvenida y agradecer a los invitados la asistencia a la boda.

La pedida de mano corre a cargo de la familia de la novia y es un acto que preparan los padres de la novia junto con esta, para recibir al novio y su familia.

Aunque es habitual que esta reunión se haga en casa de la novia, no existe ninguna norma que diga que no puede hacerse en un lugar neutral como un restaurante. Hoy en día es más habitual celebrar este acto fuera de casa.

¿En qué consiste la pedida de mano? ¿Qué regalos se dan? ¿Cuál es la vestimenta adecuada? Etc. depende de si hacéis una pedida tradicional o moderna y esto os lo explico el próximo domingo.

Espero que os haya gustado este post y que si teníais dudas de si hacer o no pedida, hayáis decidido que sí. Las tradiciones son nuestro sello de identidad, de dónde venimos es siempre nuestra huella.

Desde Cantabria, historias basadas en bodas reales.

¡Gracias mil!

No Comments

Post a Comment